Historia

Restructuración Hacienda Vieja

En una carta del año 1540 de Francisco Pizarro a su hermano Gonzalo existe una nota que manifiesta que las tierras de Saraguro y desde allí, hacia el Norte, fueron dominadas por los Cañaris, también debían estar allí los Paltas y algunos grupos mitimaes. Al final de la época incaica, las tierras de Saraguro y sus etnias se incluyen en la mitad del alto Cañar: “Hanan Cañar”. Las demás etnias que pertenecen a “Hanan Cañar” son las de Cañaribamba en y Leoquina, las últimas muy posiblemente son, las del valle del río León.

El pilar inicial y más fuerte de la economía colonial en el Sur del Ecuador es la actividad minera del oro, la cual, para Europa, en aquél tiempo, es el medio de pago más poderoso. Agustín Valdivieso Pozo menciona a Ignacio de Valdivieso Estrada y Fernández Colomo, nacido en Loja el 6 de diciembre de 1692, como dueño de la Hacienda El Tablón en el siglo XVIII. Fue Capitán de Milicias y luego Maestro de Campo de la ciudad de Loja y Alcalde Ordinario de la misma ciudad en 1751. Entre sus propiedades constan “las tierras que están entre Saraguro y Oña, por el camino real y sobre las tierras de Paquishapa”. La Hacienda El Tablón es propiedad de la familia Valdivieso hasta 1899. Son los Ordoñez Valdivieso que la venden a Amador Castro, de Saraguro.

La propiedad particular todavía enorme, alrededor de 5000 Hectáreas termina en 1912.Ya antes se habían parcelado los terrenos varias veces, dentro de la misma familia quienes construyeron sus diferentes casas de hacienda hasta ahora presentes al lado del Camino Real. La casa de la Hacienda El Tablón, denominada ahora por los habitantes Hacienda Vieja se encuentra al lado de un camino antiguo (hasta hace poco solamente de herradura.
Entre los 6 caseríos nombrados, que formaban los centros de acopio, “El Tablón”, fue el central y más conocido, que, desde la zona fría hasta la templada, servía para el acopio de la producción y recolección, siendo muy importante la del trigo y cebada; en la parte baja de San José se cultivaba la caña de azúcar. En San José existen hasta ahora paredes inmensas de una casa alta de adobe que tenía instalada varios trapiches para moler la caña.

Fue muy importante la cría de caballos, mulas y asnos en la hacienda y campos de El Tablón, pues se considera que en la provincia de Loja estuvieron los mayores criaderos de animales de carga, debido a la existencia de los burros negros, que nadie sabe de dónde salieron y que servían para conseguir mulas de excelente calidad. Los caballos también los reproducían en grandes cantidades y se los vendía en el mercado de Cuenca.
El Señor Luis Ochoa nos manifiesta de la siguiente manera en su escrito: El día 19 de Septiembre de 1959 se había trasladado al Cantón Saraguro, las siguientes personas: El Presbítero Párroco de la parroquia Paquizhapa o Urdaneta, El Sr. Dr. Juan Servillo Córdova; El Sr. Miguel Ordoñez, Manuel Carrión, Laureano Armijos; El Sr Teniente Político de la Parroquia Paquizhapa, El Sr. Adolfo Fuertes, El Sr. Ángel Heredia, El Sr. Luis F. Mogrovejo Quevedo; Se habían presentado ante la Ilustre Corporación Municipal de dicho Cantón, con el objeto de pedir la Parroquialización de este caserío, dada la distancia que se encontraba; está idea la concibieron los moradores desde que llegaron o vivieran los señores. El presidente del Concejo. Don Álvaro Guzmán Molina, Don Walter Arévalo Muñoz Procurado Sindico, dicho señores vinieron particularmente, pero habían hablado alentándoles a que soliciten la Parroquialización, idea que la acogió el Cura párroco y por esta razón realizaron dicho viaje a Saraguro.

En plena sesión del Concejo el 19 de septiembre de 1959, El Cura. Dr. Juan Servillo Córdova; solicitó la palabra a los miembros del Ilustre Concejo Municipal, la cual fue concedida, y entre otras cosas se pidió para su parroquia, fue la Parroquialización del caserío “EL TABLÓN” con sus barrios adyacentes denominados: Cachipamba, Apuguín, Potrerillos, Garo pamba, Tuchín, y la Hacienda de Santa Rosa de las Playas Espinosas.

La petición expresada por el Sr. Cura Párroco y sus moradores fue acogida por la Corporación Municipal y habiendo sido aprobado el proyecto por una nimiedad, nombrándose a los Señores Concejales: Manuel Juventino Muñoz, Darío Salvador Idrovo para que inspeccionen dicho lugar y emitan el informe de los límites de la nueva parroquia.

A este barrio de El Tablón había llegado el Sr Cura Párroco Juan Servillo Córdova a celebrar la Fiesta de San Antonio, el día 9 de octubre de 1959 por la noche todos los moradores reunidos en Asamblea Pública, se formó el comité de Padres de Familia, Pro-Parroquialización y Procarretera (Ramal que partiera del centro de dicho barrio uniera con la vía Panamericana).

El mismo día 10 de octubre El Ilustre Concejo dio la ordenanza de la creación de la parroquia “EL TABLÓN”; según el artículo del Ilustre Concejo Municipal. Una vez obtenido el informe de los señores concejales: Manuel Juventino Muñoz, Darío Salvador Idrovo M. Además, el informe del Jefe Político del Cantón Saraguro don Enrique Idrovo Valdivieso y el oficio del Presidente del Concejo Municipal Sr. Álvaro Guzmán Molina; con estos documentos adjuntados algunos otros con el mismo propósito de la creación de la nueva parroquia viajó a la ciudad de Loja la señora Profesora Cleopatra Muñoz acompañada de su hijo Walter Arévalo Muñoz que en este entonces era Procurador Sindico del Cantón Saraguro, además le acompañaron el Sr. Alfonso Ullauri, Manuel Carrión, Ángel Romero, todos ellos invitados por la profesora; inmediatamente después que llegaron se entrevistaron con el Presidente del Honorable Concejo Provincial , quién ofreció dar a conocer al concejero comisionado para que una vez estudiado emita su informe y así poder dar su aprobación favorable. Los tres señores invitados por la profesora para que acompañen se regresan al siguiente día, quedando la profesora hasta la aprobación de este asunto que fue el día 20 de octubre de 1959 con el cual se creaba la parroquia. “EL TABLÓN”; por el Honorable Concejo Provincial de Loja. Existiendo algunas dudas en este asunto, el señor concejal. Máximo Ortega Ordoñez; dio un plazo para la aclaración, por la cual toda la documentación fue llevada a Saraguro por la profesora Cleopatra T. Muñoz; el presidente del Concejo Sr. Álvaro Guzmán, escribió de nuevo un oficio en el aclaro las dudas existentes y fue la misma Profesora que envió la documentación a su hijo el Dr. Vicente Arévalo Muñoz que residía en la ciudad de Quito, para los trámites legales.

Facebook

Enlaces de Interés